lunes, 7 de agosto de 2017

MI PRIMERA PAELLA HECHA POR INDUCCIÓN



Cuando decidí cambiarme la encimera de gas, dude entre vitroceramica o inducción. Lo que si tenía muy claro era que de nuevo gas no porque mis manos no me permiten su mantenimiento a la hora de limpiarla.
Las dudas provenían que al preguntar a quien tenía una u otra se me decía que no sería lo mismo y que no me saldrían las comidas igual. Al final me decidí por inducción, hace siete meses que la estoy utilizando y menuda bendición a la hora de limpiarla,  a la hora de hacer comidas no he notado ninguna diferencia incluso veo que se ahorra ya que cuando pones la olla, sartén, lo que sea, según comidas programas el tiempo y como te avisa no te pasas ni de cocción ni por despiste pues ya sabéis que siempre tenemos cosas que hacer (si queremos) por casa.
Tanto las dos encimeras que he tenido de gas como el horno han sido FAGOR  y he estado muy contenta tanto del funcionamiento como de su calidad. No sé si sabréis que a raíz de la crisis esta fábrica se vio obligada a cerrar. Me resistía a cambiar (no me cabe duda que hay marcas de electrodomésticos fantásticos) pero  quería  a ser posible repetir. Cuando me dijeron que se había puesto de nuevo en funcionamiento la fábrica me alegré mucho, no lo pensé dos veces, desde el otro conjunto (encimera, horno) a éste por supuesto que hay mucha diferencia y hasta la fecha muy contenta de ambas cosas.
Quiero agradecer al "SERVICIO TECNICO FAGOR DE GANDIA" su amabilidad a la hora de resolverme algunas dudas que me han ido surgiendo.

La fotografía que encabeza la entrada es mi primera paella, me habían dicho que por inducción no me saldrían bien, incluso que no la podría hacer. No me cabe ninguna duda que como una buena paella hecha con leña……. Espero vuestras opiniones.

domingo, 29 de enero de 2017

OFERTAS SUPERMERCADOS



Hace tiempo que quería escribir sobre este tema, las tan traídas y llevadas ofertas de los supermercados.
Mi padre me enseñó que si no podía comprar algo, que no lo hiciera pero……. si lo podía hacer, que fuera bueno, decía que el que compraba barato compraba dos veces. En la actualidad, verdad es que en muchas ocasiones precio calidad es aceptable, aún así está el engaño de por medio en infinidad de productos. Me da mucho coraje que se engañe a la gente, debería existir la honradez de decir cuando un producto está a punto de caducar o ha caducado ya y no tener la desvergüenza de poner el producto de manera que parezca que te tienes que sentir agradecido porque tienen la amabilidad de que tú te aproveches. En algunas superficies te venden la moto diciendo que es un producto cheque ahorro, esto quiere decir que vas acumulando céntimos y al final de mes te los canjean. La idea me parecería muy buena si no existiera la pillería. No me trago que estén dispuestos a perder dinero en nuestro beneficio.

Yo con mi manera de pensar y estoy por decir que lo haría por decreto ley, que todo producto que estuviera a punto de caducar, fuera donado al banco de alimentos, Caritas o al sin fin de personas que hacen tanto bien a familias necesitadas dándoles bolsas y bolsas de alimentos. 
También me consta que muchas grandes superficies si lo hacen y me quito el sombrero por ello.